El blog de José Luis Povo

El blog de José Luis Povo

miércoles, 16 de diciembre de 2009

BLAKE Y MORTIMER: "LA MALEDICTION DES 30 DENIERS",por Jean Van Hamme, René Sterne y Chantal de Spiegeleer


Sin esperar a que Norma Editorial se decida a publicar el último álbum de Blake y MortimerLa Malediction des 30 deniers”, en castellano, (por cierto, como comentábamos ayer, la edición en portugués ya ha salido) me he abalanzado sobre la edición en francés, que me dispongo a comentar. El álbum ha sido dibujado por René Sterne y Chantal de Spiegeleer y escrito por Jean Van Hamme.
La primera historia de estos personajes creados por Edgar P. Jacobs que escribió Van Hamme, "El caso Francis Blake", cultiva el género de espionaje puro y duro (“hemos procurado hacer algo un poco simplón, como habría hecho el propio Jacobs”, dijo en su día el propio Van Hamme). Con “La extraña cita”, salta al género de la ciencia ficción, con viajes en el tiempo incluidos, remitiéndonos a clásicos de la saga como La trampa diabólica o SOS. Meteoros. En “La maldición de los 30 denarios”, el género es la aventura arqueológica, y la referencia inevitable, “El misterio de la Gran Pirámide”.En este caso, se trata de arqueología bíblica, y lo que da pie a toda a la trama son los 30 denarios que cobró Judas por entregar a Jesucristo. A estas treinta piezas de plata con la efigie del emperador Tiberio se les atribuye una maldición capaz de desencadenar la desgracia a quien las posea, lo que los convierte en un objeto mítico cuya búsqueda sería digna del mismísimo Indiana Jones. De hecho, en la propia historieta se compara a los 30 denarios con el arca de la Alianza y El Santo Grial, en lo que a mí me parece un claro guiño a George Lucas. El caso es que el profesor Mortimer, que desde su aventura en El Cairo no se había visto envuelto en ninguna intriga de este tipo, se lanza a la búsqueda de la tumba de Judas en compañía de Eleni, la nieta del doctor Markopoulos, conservador del museo arqueológico de Atenas, y el prometido de ésta. Pero, como no podía ser de otro modo, el infame Olrik está también sobre la pista del preciado botín dispuesto a ponerle palos en la rueda a su sempiterno enemigo,
esta vez a las órdenes de Belos Beloukian, un excéntrico magnate obsesionado con dominar las fuerzas del mal. (Un personaje, por cierto, que creo que está bastante bien logrado y digno de propio Jacobs)
El detonante de la historia hace relación directamente a la aventura de la pirámide, pues es el propio conservador del museo de El Cairo, Ahmed Rassim Bey,quien pone en contacto a Mortimer con el doctor Markopoulos. Una vez servido el McGuffin en bandeja, Van Hamme, como siempre consciente de que lo que está haciendo es una historieta de Blake y Mortimer, se preocupa por poner en juego todos los ingredientes que uno espera encontrar en este tipo de historias (robo de papiros, persecuciones trepidantes en escenarios exóticos e incluso disfraces), todo ello a lo largo de una trama bastante lineal, como en el caso del díptico de El Cairo. A diferencia del clásico de Jacobs, en este álbum podemos encontrar páginas enteras sin las cartelas de texto tan características de la serie y que han sido objeto de tantas críticas por su pesadez y su carácter redundante. Aquí hay muchas menos, y eso se agradece.
Como ya comentamos en su día, en el dibujo de los personajes tambiénrecuerda poderosamente esta historieta a la de la pirámide. René Sterne parece transmutarse en Edgar P. Jacobs, cogiendo el aire a los personajes (rostros, posturas, expresiones, actitudes) y reproduciendo el trazo del maestro con tal exactitud y de tal modo que da escalofríos. (Las imágenes hablan por sí solas)Los vehículos, la arquitectura y el ambiente de las calles de Atenas también están realmente conseguidos.Pero el milagro de la transmutación se da pocas veces, y sería difícil que se consiguiera dos veces dentro de la misma familia. Tras la prematura muerte de Sterne, su viuda, la también dibujante Chantal de Spiegeleer, se ha ocupado de dibujar las últimas planchas,(de la 32 a la 56) y a fe que ha hecho un encomiable trabajo, con la ayuda de un decorista y un colorista. Pero inevitablemente el cambio de mano se nota(ver imagen), y es que, como digo, el listón lo había dejado altísimo el malogrado Sterne.
Con todo, el poder ver hoy la historieta terminada da gusto y es el mejor homenaje que se podría haber rendido al dibujante. Al principio del álbum, Van Hamme nos cuenta en un emotivo prólogo cómo una historia triste al final se ha convertido también en una bella historia, gracias al talento y a la determinación de Chantal.
Siempre me ha parecido que la maravilla y la magia de las historietas de Blake Mortimer, no está en las tramas, no demasiado interesantes de por sí,; tampoco destacan precisamente por su ritmo o pulso narrativo; su fuerza está, creo yo, en la creación de atmósferas. Y en este aspecto, estamos ante un álbum de Blake y Mortimer con mayúsculas. Al leer la escena en el que el profesor Mortimer dialoga con el doctor Markpoulos, sentados ambos en una terraza de un bar griego, en una calle de Atenas con una pronunciada pendiente, a uno le parece estar allí.Es más, le gustaría estar. Y, si es posible, con un enigma por descifrar, escondido entre las letras de un viejo papiro…
La segunda parte de esta historia, que se encuentra dibujando Aubin Frechon, se espera para noviembre e 2.010.

11 comentarios:

  1. Se me ponen los dientes largos pero yo esperaré a que salga la edición en castellano de Norma. Me parece una buena idea lo de recortar los textos reiterativos, ya que, aunque es importante respetar el espíritu de Jacobs, no debiera ser obstáculo para corregir algún defectillo. Comparto tu idea de la creación de atmósferas y de lugares donde te gustaría estar. Personalmente me encantaría tener un despacho-biblioteca como los que aparecen en la serie o tomar una copa en un tradicional club inglés, imitando a Francis y Philip. Ahora que estamos con el tema del cambio climático y de los temporales de nieve, confesaré que tengo debilidad por el comienzo de "SOS Meteoros", aunque luego el resto de la aventura no sea de las más memorables.

    ResponderEliminar
  2. Fenomenal tu critica del álbum Nº 19. Enhorabuena. Por lo que veo al bueno de Blake, le ha tocado otra vez bailar con las más fea, porque su protagonismo en la historia es más bien nulo.

    ResponderEliminar
  3. Hola. Enhorabuena por esta interesante reseña. Tengo unas preguntejas;¿Cuándo se puede publicar en castellano? ¿Puedo entender bien el álbum no habiendo leído ninguno anterior?. Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Saludos de nuevo.
    Pues que ganas le tengo, sobre todo con lo iniciado que quede tras el último volumen, "El santuario de Gondwana".
    Siento que "La extraña cita" bajó un poco el listón que habia dejado previamente Van-Hamme con "El caso Francis Blake", pero es mi opinión personal, me parece que Van-Hamme enreda y desentraña de manera mucho mas versatil la trama de espionaje de la primera aventura, que la fantacientifica de la segunda. Ya quisiera ver con que nos sorprenderá al explorar el lado de aventura arqueológica de la serie.
    A titulo personal, y no quisiera sonar un poco chocante, pero he sentido mayor emocion y satisfaccion como aficionado a la aventura con los albumes de la dupla Sente-Benoit de esta etapa post-Jacob.
    Hasta ahora, incluyendo el presente, cual te ha gustado mas?

    ResponderEliminar
  5. Gracias a todos.
    Joaquín:comparto tu gusto por el principio de S.O.S. Meteoros, con su atmósfera inquietante.
    José Luis: en efecto Blake,al principio de la historia se marcha a los USA a buscar a Olrik, que no está allí, y el protagonismo, al menos en este primer tomo, es de Mortimer.
    Jolumosa: en la página de Norma no he encontrado ninguna pista de cuándo piensan publicarlo, yo creo que saldrá a lo largo del 2010.El álbum lo puedes entender perfectamente sin haber leído ninguno de los anteriores.
    Enrique: creo que el álbum que más me ha gustado fue El caso Francis Blake; ya he comentado alguna vez que lo sitúo entre los más logrados de la serie incluyendo los de Jacobs.(los 30 denarios también me ha gustado mucho pero no lo meto en concurso porque la historia queda inconclusa hasta no leer el tomo 2...)Saludos!

    ResponderEliminar
  6. José Luis, totalmente de acuerdo contigo en que 'El caso Francis Blake' es mejor que algunos álbumes originales de Jacobs. También creo que casi todos los "nuevos" Blake y Mortimer que se han hecho después (tanto de Van Hamme como de Sente) me parecen bastante flojos y en concreto 'El santuario de Gondwana' lo encuentro malísimo (con la ilusión que me hacía...)

    Por último, y se que en esto poca gente está de acuerdo conmigo, los textos de apoyo de Jacobs me gustan y mucho (él decía que servían para dar el tono dramático a la historia, eran como la banda sonora de una película, o mejor, como la música en su amada opera). Espero que no empiecen a racanearlos.

    Enhorabuena de nuevo por el blog.

    ResponderEliminar
  7. Gracias, Jörgen.En realidad yo también pienso que las cartelas de texto son parte de Blake y Mortimer, y contribuyen a situar al lector o a predisponerle en determinadas situaciones. Per encuentro que al poner menos,mejora el ritmo de la historia; me parece que aquí VAn Hamme ha conseguido un buen equilibrio. Saludos!!

    ResponderEliminar
  8. Me alegro un montón, me muero de ganas de leerlo. A ver si lo editan pronto.

    ResponderEliminar
  9. Qué pena que se muriese el dibujante porque el nivel de mimetismo con Jacobs era asombroso. La esposa hace lo que puede, pero se nota que el estilo da un bajón (Y la portada es un poco cutre, la verdad).

    Lo que no me gusta de esta nueva serie de Jacobs es la cantidad de dibujantes que ya llevamos. Si hubiése ocurrido lo mismo con Tintin yo creo que se habría prostituido bastante la línea clara de Hergé después de 30 años.

    ResponderEliminar
  10. Estas aventuras arqueológicas parecen más llamativas que otras de B&M, aunque es bien cierto que la serie no destaca por su ritmo narrativo o la forma de imprimir la acción.
    Saludos.

    ResponderEliminar