El blog de José Luis Povo

El blog de José Luis Povo

viernes, 9 de julio de 2010

VIÑETAS Y REALIDAD:El avión HB-SIA

Inauguramos esta nueva sección en el blog, "Viñetas y realidad", en la que comentaremos noticias y hechos actuales que, por su naturaleza,  nos evocan historias de ficción que hemos disfrutado en los comics y que forman parte de nuestro imaginario colectivo.
Abrimos con el vuelo del avión HB-SIA, que es noticia porque funciona únicamente impulsado por energía solar . Ha completado un vuelo de 26 horas sin gastar una sola gota de combustible, gracias a sus 10.750 células fotovoltaicas, lo que es un verdadero logro.
El creador de este ingenio es Bertrand Piccard, nieto de Auguste Piccard, el científico que, según varios autores,sirvió de modelo a Hergé para crear al personaje de Silvestre Tornasol.

El diseño de aeronaves revolucionarias por su diseño, fuente de energía, autonomía, etc. ha servido a menudo para estimular a los dibujantes de comic, como es el caso de "El stratonef H.22", el "Carreidas 160"(Hergé), el "XYZ 1" (Bob de Moor) o el "Espadón" (Edgar P. Jacobs). En todos los casos, el avión es un personaje más de la historia y a veces juega en ella un papel decisivo.
El diseño del avión Stratonef H.22,ideado por el ingeniero Legrand, padre de los pequeños Jo y Zette, está en la raíz misma del argumento del díptico formado por "El testamento de Mr. Pump" y "Destino Nueva York". Legrand se enfrenta a reto de diseñar un avión capaz de volar por la estratosfera, y sus dos hijos, merced a circunstancias azarosas, acaban siendo los pilotos por accidente del primer vuelo de este ingenio de la aeronáutica.
En el caso del avión tintinesco Carreidas 160 de "Vuelo 714 para Sydney," cuyo diseño se debe al colaborador de Hergé Roger Leloup,su papel es más tangencial en la historia, pero no se puede negar que es uno de los elementos más recordados de esta historieta y que fue cuidado con todo detalle.

El avión XYX1 imaginado por Bob de Moor para "El enigmático señor Barelli" estaba propulsado por energía atómica (igual que el cohete que llevó a Tintín a la luna). La nave es víctima de un terrible sabotaje, estallando en mil pedazos el día de su vuelo inaugural. Podemos decir que de algún modo es como el "cadáver" de la intriga que se desarrolla en esta aventura.

Pero el avión de la BD que tuvo un papel de más responsabilidad, es sin duda el Espadón, pues de él dependía nada menos que el futuro del planeta. Es además el trabajo de diseño por antonomasia del profesor Mortimer, por el que será recordado de manera recurrente por numerosos personajes en sucesivas aventuras. (Parece como si después no hubiera hecho nada comparable a ello). Desde luego, el singular diseño de este ingenio, ideado como arma letal contra los aviones del guerra del malvado Basam Damdú, que, secundado por infame coronel Olrik, trataba de adueñarse del mundo, lo ha convertido en una figura emblemática de la historieta clásica.




La noticia
El primer avión diseñado para volar día y noche sin combustible aterrizó hoy a las nueve de la mañana en el aeropuerto de Payerne (Suiza), tras completar con éxito su primer vuelo nocturno. El Solar Impulse HB-SIA estuvo en el aire 26 horas sin emitir ni un gramo de CO2, gracias a la energía captada por 10.750 células fotovoltaicas instaladas en sus alas. Tras la puesta de sol, los cuatro motores eléctricos del aparato siguieron funcionando gracias a la energía almacenada durante el día en sus baterías.

"Estamos rozando el vuelo perpetuo", declaró eufórico a la agencia Reuters el padre del proyecto, el explorador suizo Bertrand Piccard. El vuelo del HB-SIA ha sido el más largo de la historia de los aviones solares y el que ha alcanzado una mayor altura, 8.564 metros. Pero su gran logro ha sido demostrar "que la energía solar no tiene límites", ni siquiera la noche, como explicó el ingeniero Philippe Lauper, de la empresa Altran, responsable de buena parte del diseño de la aeronave
La vuelta al mundo
"Acabo de volar 26 horas sin usar una gota de combustible y sin causar contaminación", presumió el piloto y cofundador del proyecto, André Borschberg, tras salir de la cabina del avión. Durante su aventura, el aparato alcanzó una velocidad de 126 kilómetros por hora, aunque la media del vuelo fue de tan sólo 43 kilómetros por hora.
El próximo objetivo del proyecto Solar Impulse, con un presupuesto de 40 millones de euros, es cruzar el océano Atlántico y, en un par de años, dar la vuelta al mundo haciendo escalas en los cinco continentes.
(fuente:publico.es)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada