El blog de José Luis Povo

El blog de José Luis Povo

martes, 10 de marzo de 2009

Bob y Bobette - Willy Vandersteen

Bueno....... por lo que sé, este autor, Willy Vandersteen, también tuvo relación con los estudios Hergé, creo trabajó en el equipo. A posterior realizó el pastiche de "Tintín en el Salvador" para recaudar fondos para la ayuda humitaria de los damnificados de la guerra en el Salvador.



Recuerdo haber tenidos varios cómics de estos personajes, pero les perdí ya hace años la pista y actualmente no tengo ningún ejemplar. El dibujo es heredero del padre Hergé (se nota) y hay un porrón de albunes, aunque creo no son fáciles de conseguir.




Web oficial:

http://suskeenwiske.ophetwww.net/enghome.html?albums/engels/bob.html






Otra noticia actual sobre el tema:

http://www.infomonde.be/im/fr/3025/culture/article/detail/246806/2008/04/17/Grand-succes-pour-la-vente-aux-encheres-d-albums-Bob-et-Bobette.dhtml

17 comentarios:

  1. Reproduzco, Turnstiles, los comentarios que puse en CFH sobre esto:
    En efecto, hay muchos álbumes de Bob y Bobette, y siguen saliendo, pues, a diferencia de Hergé, Vandersteen autorizó a que la serie siguiera tras su muerte.Los nuevos, por lo que he visto, respetan al 100% el estilo original. Como otras series belgas, es un clásico allí y muy poco conocida aquí. Yo tengo la suerte de que en la biblioteca de mi barrio tienen unos cuantos números, de una edición hoy día descatalogada, que puedo ir sacando en préstamo y leyendo. Por lo que he leído hasta ahora me parece una serie en la que predomina el humor; esto está bien, pero echo en falta algo más de intriga en las historias. Vandersteen cuenta las historias de manera que parece que lo importante es el juego que le van dando los personajes y las situaciones cómicas en las que se van viendo envueltos. El dibujo es parecido al de Hergé, pero es una serie tan antigua que a veces me he preguntado si más que estar influido por Tintín, las dos series se han ido desrrollando en paralelo, o influyéndose mutuamente (a lo mejor alguien puede ilustarnos sobre esto).
    Del estudio Vandesteen también he leído algunas historietas de Bessy, un perro collie parecido a Lassie que vive en el salvaje oeste. De un dibujo más realista que Bob y Bobette, pero poco cuidado, no me convencieron demasiado.

    ResponderEliminar
  2. En primer lugar, "Tintín en el Salvador" NO es obra de Willy Vandersteen; es un album pirata, aparecido originalmente en Holanda, y lo de poner el nombre de Vandersteen fue una bromita de los autores.
    Bob y Bobette, o Suske en Wiske en el original flamenco son ciertamente toda una institución en Bélgica, y la verdad es que a nivel internacional han tenido poca fortuna, acaso debido a su marcado carácter autóctono. Lo cierto es que son más populares en la Bélgica flamenca que en la francófona, e incluso en Francia no es del todo fácil hallar sus álbumes. En España, la editorial Edisven publicó apenas 4 de sus álbumes a finales de los 60, para ser seguidos de otros 40 lanzados por Plaza Joven a finales de los 80... y eso fue todo. Siempre que he viajado a París o Bruselas, he aprovechado para hacerme con tantos de sus álbumes como he podido (otra manera barata de conseguirlos, de 2ª mano y a precios tirados, es a través de eBay Bélgica).
    La serie nació en 1945, o sea cuando Tintín ya estaba plenamente consolidado y a punto de obtener su propio semanario, y desde el principio Vandersteen fue influenciado gráficamente por Hergé (aunque jamás fue asistente suyo) pero aportando a los guiones un espíritu personal, más desenfadado y no tan centrado en la aventura en sí. Los primeros episodios tienen un dibujo aún rudimentario pero con la suficiente energía para que la serie fuese un éxito popular desde sus inicios (de hecho, algunos de los primeros álbumes de Bob y Bobette aparecidos en los 40 fueron redibujados por Vandersteen y su estudio dos décadas después, tal como Hergé hiciera como sus Tintines primitivos).
    Vandersteen no era un perfeccionista como Hergé; de hecho, cuando este último le ofreció publicar algunos episodios de B. y B. en el semanario Tintin, fue obligado a cuidar más su dibujo y a "aburguesar" sus personajes: Bobette tuvo que sustituir su poco estético moño por unos cabellos rizados. Cuando se le reprochaba a Hergé de llevar una producción de álbumes tan lenta, solia decir "¡Yo no soy Vandersteen!"... y cuando a Vandersteen se le reporchaba lo contrario, de producir a destajo prefiriendo la cantidad a la claidad, aseguraba "¡Yo no soy Hergé!".
    Pero Vandersteen sí fue un autor popular, capaz de crear unos personajes que calaran hondo en el lector y hacerlos merecedores de un éxito masivo y duradero (como Ibáñez aquí con Mortadelo y Filemón, vamos). Y eso ya es mucho.

    ResponderEliminar
  3. José Luis: por favor, de mis dos comentarios elimina el primero, ya que lo he enviado dos veces. Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Oops! Y además he hecho otro error: donde pone "para ser seguidos de otros 40 lanzados por Plaza Joven a finales de los 80..." hay que leer "otros 4" en vez de "otros 40" (lástima que, una vez publicado el comentario, no se pueda editar).

    ResponderEliminar
  5. Alfons gracias por ilustrarnos !

    Jose Luis, podríamos poner a Alfons de autor y borrar mi entrada porque francamente está llena de errores.

    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Yo solo tengo los de Plaza y Janés como curiosidad y el dibujo es atractivo, pero la historia no me termina de enganchar. Me gusta el estilo, pero no la historia.

    ResponderEliminar
  7. Cuando estuve allí, aprecié que era una serie realmente popular en Bélgica. Y sobre todo, como ha dicho Alfonso, en la parte flamenca.

    No sé cuántos números en total han salido en España, pero comparando con la edición original realmente pocos, poquísimos.

    Al ver que era una serie tan belga (aquí apenas los conocía de pasada), me hizo su gracia y me pillé el nº 300 (en un formato, digamos, de tebeito de tapas blandas que es una de las formas en que sale allí).

    Me da la impresión de que es una colección con un tinte más infantil y ligero que Tintin, pero tampoco puedo decir mucho porque apenas la conozco.

    ResponderEliminar
  8. Bienvenido, Alfons.Es un privilegio tenerte por aquí. Espero que te resulte interesante lo que vamos contando, y ya sabes que están en tu casa para aportar tu sabiduría historietística y compartir opiniones.
    Turnstiles, podría hacer un mix de tu entrada con el comentario de Alfons, pero siguiendo mi política de aportaciones,lo dejamos como está, si quieres edita tú mismo el principio. Yo también creí que el pastiche del Salvador era suyo, y así lo he leído en varios sitios!

    ResponderEliminar
  9. No obstante, me parece extraño porque no solo lo pone en la portada del Tintin en el Salvador, si no, que dentro en la nota editorial dice lo siguiente:

    "...Obra pastiche del dibujante flamenco Wandersteen quizá abra incluso nuevos interrogantes. Saemos, eso sí, que este dibujante, creador de otros conocidos personajes de historietas, estuvo más de quince años en los célebress Estudios Hergé, lguar de reunión de importantes autores.... y a pesar de lo desigual de su guión, nos ha parecido interesante publicar esta aventura que Wandersteen realizó muchos años después de abandonar aquellos estudios"

    Ya no se que pensar

    ResponderEliminar
  10. Añado que como co autor consta también Martin Lodewijk. No se si lo teneis este pastiche, yo si, aparte de las viñetas robadas y recicladas de otros tintines hay también dibujos nuevos.

    ResponderEliminar
  11. Yo también recuerdo ese álbum pirata de "Tintín en el Salvador", aunque no lo adquirí en su día. Aunque atribuyan en el prólogo la autoría a Vandersteen (y además lo escriben con W), eso es un error del editor local, Pastanaga. Además dice que "estuvo quince años en los estudios Hergé" lo cual es igualmente falso: aunque Vandersteen sí colaboró en el semanario Tintin en los años 50, nunca asistió a Hergé en su propia obra; él ya era un profesional consolidado y reconocido, al menos en tierras flamencas, por aquella época.
    Lo de poner a Martin Lodewijk (sí, el de "Superagente 327") en la portadilla del álbum es otra "gracieta" del editor original holandés. Es como si, en la edición española, para adaptar estar "bromitas" cara al lector de aquí, pusiesen -por poner un ejemplo- "F. Ibáñez" en la portada y "Escobar" en la portadilla.
    Curiosamente, por la misma época que este Tintín apócrifo salió un álbum-pastiche de Astérix, "Astérix y las nucleares", aparecido originalmente en Alemania, que también era un "collage" a base de recortar y pegar viñetas de los diversos álbumes y cambiarles los diálogos a los bocadillos. El argumento era muy acorde con el espíritu de la época: Astérix y los suyos han de impedir que los romanos construyan una central nuclear (o "casca-átomus" como les dicen) cerca de su aldea...

    ResponderEliminar
  12. recuerdo perfectamente auqel "Astérix y las nucleares". Hace poco leí también en internet, Tintin en Irak, un pastiche político que también me recuerda a estos.
    Llevamos un rato de off-topiqueo, pero como no tenemos estructura de foro, así se queda, je,je.

    ResponderEliminar
  13. Acabo de comprar una historia corta de Lucky Luke con guión de Martin Lodewijk "Ajuste de cuentas"

    ResponderEliminar
  14. Rescato este post porque justamente hoy se celebra el centenario del nacimiento de Willy Vandersteen: http://www.actuabd.com/Willy-Vandersteen-l-inoubliable

    ResponderEliminar
  15. Muchas gracias, Alfons. Me alegra verte por aquí y te agradezco que nos llames la atención sobre esta efeméride. Saludos!!

    ResponderEliminar
  16. donde puedo conseguir bob y bobette en los valientes nervianos aqui en mèxico?

    ResponderEliminar