El blog de José Luis Povo

El blog de José Luis Povo

miércoles, 4 de noviembre de 2015

PRESENTACION DE "EL PAPIRO DEL CÉSAR" en Madrid


El pasado lunes tuve oportunidad de acudir a la presentación del último álbum de Astérix. "El papiro del César" , que se celebró en la Biblioteca Eugenio Trias en el Parque del retiro de Madrid, con la presencia de sus dos autores, Jean-Yves Ferri (Guión) y Didier Conrad (Dibujos).
Isabel Carril, coordinadora del departamento de Ediciones de  Editorial Bruño, abrió el acto, agradeciendo la asistencia, presentando a los autores y abriendo el turno de preguntas.
Como la cosa estaba algo fría, decidí romper el hielo. Leí unas palabras que escribió Anne Goscinny hace tiempo, con emotivo del 50 aniversario de Astérix, incluidas en le álbum "El libro de oro" que ya comentamos en su día en este blog. En ellas, la hija del genial René Goscinny evocaba el momento en el que, con nueve años, se quedó huérfana de padre. En aquel momento albergó el ferviente deseo de no sumar al enorme dolor por la pérdida de su padre la desaparación del héroe de papel que había creado. Yo pertenzco a su misma generación (le saco tan solo unos meses) y, cuando en su día leí aquello, me sentí identificado con ella, unido por un hilo invisible de amor a Astérix. Ahora que la continuidad de Astérix parece estar garantizada de la mano de nuevos autores , me pareció bonito, con esos autores allí delante, evocar aquellas palabras. Seguidamente, les pregunté a Ferri y Conrad si habían recabado la opinión de Anne sobre estos dos álbumes creados por ellos (Astérix y los Pictos" y el que allí presentaban), a lo que respondieron que no, pues no tienen con ella una relación de trabajo.  Mi segunda pregunta fue en relación a si estaban de acuerdo en la afirmación de que estos dos álbumes marcan una vuelta de Astérix a sus raíces, tras los útlimos  realizados en solitario por Albert Uderzo. Ferri y Conrad coincidieron en que para ellos existe una  "Edad de oro" de Astérix (últimos años 60 y primeros 70) y que sí, que a ella han querido tratar de volver.
Didier Conrad
 Jean-Yves Ferri
Otra de las preguntas que se formularon fue sobre si han existido imposiciones o condicionantes rígidos por parte de los editores. Según su respuesta, más allá del cometido que se les ha encomendado de continuar la línea marcada por los autores originales, a nivel genérico, han gozdao de total libertad para crear. (Al margen de que haya existido una supervisión periódica de los trabajos en sus diferentes fases, algo por otra parte lógico y habitual).
Sobre las referencias al pasado de los personajes, comentaron que les gusta la idea de ir introduciendo pinceladas relacionadas con épocas anteriores de su vida, no tanto en relación con álbumes anteriores sino con cosas que "no se sabían": pusieron el ejemplo del pasado de Panorámix como estudiante, que en este álbum vislumbramos a través de las palabras del anciano druida Archeoptérix, que fue su mentor. Personalmente me gusta esa idea. (Quizá sin llegar a fabricar un pasado  sacado de la manga, a cada personaje, como parece empeñado en hacer otro repreneur ilustre, Yves Sente, con Blake y Mortimer).
¿A qué se puede atribuir el éxito que sigue teniendo Astérix en un momento como éste, en el que hay una amplísima oferta de BD? esta fue otra de las pregunas. Ferri apuntó que ,aunque las razones de todo éxito siempre son un misterio, quizá cabe buscarlas en el hecho de que Goscinny y Uderzo supieron crear un universo muy completo, sólido y totalmente coherente.
También supimos que los contratos de los autores con la editorial son álbum a álbum, en respuesta a una pregunta de un asistente sobre por cuántos álbumes habían firmado.
El turno de preguntas acabó algo abruptamente, sin que ninguno hiciéramos la pregunta obligada sobre si tienen ya alguna idea para el siguiente álbum...
Pasamos inmediatamente a la sesión de firmas, en la que, como ocurrió con la presentación del álbum anterior, todos nos quedamos con ganas de que Conrad hubiera dibujado un Astérix o un Obélix, aunque fuera pequeñito, o garabateado rápidamente.


 Los autores durante la sesión de dedicatorias
Yo eché de menos también que alguien desde la propia mesa  les hiciera una breve entrevista, para luego haber pasado al turno de preguntas.
Sea como fuere, allí estuvimos con estos dos grandes del comic y de allí nos fuimos con nuestro ejemplar bajo el brazo dedicado  ¡LARGA VIDA A ASTÉRIX, POR TUTATIS!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada