El blog de José Luis Povo

El blog de José Luis Povo

sábado, 24 de octubre de 2015

ASTÉRIX: "EL PAPIRO DEL CÉSAR", por Jean-YvesFerri y Didier Conrad

¿Qué pasaría si César temiera que cierta información fuera "filtrada a los medios de comunicación"?¿Y si esa información fuera a caer en manos de Astérix y sus amigos, los galos irreductibles? Este es el punto de partida del nuevo álbum de Astérix, firmado por Jean-Yves Ferri (guión) y Didier Conrad (dibujos), que repiten la experiencia, tras "Astérix y los Pictos" (ver reseña en este blog), de tratar de ponerse en la piel, respectivamemtente de René Goscinny y Albert Uderzo para dar vida a los galos más famosos de la historia del cómic.
En mi opinión, este álbum recupera cosas de la mejor época de Astérix. Al igual que en "Obélix y compañía"  se nos hablaba de la creación de necesidades ficiticas en la sociedad de consumo o en "La Residencia de los Dioses" del boom inmobiliario, "El papiro del César" pone el foco en el mundo de la información: el poder de los medios de comunicación, el miedo de quienes detentan el poder a que trascienda a la opinión pública aquello que no les conviene que se sepa o los mecanismos de la política para censurar y manipular la información a su antojo. Así., Ferri recupera, a mi modo de ver, aquella vocación de Goscinny de hablarnos de cosas que suceden a nuestro alrededor desde la sátira. Las nuevas tecnologías que hoy presiden nuestro día a día y que nos han despertado el afán de estar enterados de todo en todo momento es otro de los grandes temas que trata este álbum.
Los anacronismos y el ingenio del guionista para trasponer cosas que suceden hoy en día a los tiempos de la antigua Roma está hecha con gracia, como cabe esperar de un buen Astérix. Valga como ejemplo una escena en la que ocurre algo tan cotidiano para nosotros hoy en día como enviar un mensaje olvidando los archivos adjuntos...yo creo que, si René Goscinny viviera hoy, podría haberlo relatado de modo parecido a como aquí se ha hecho.
Roma aprovecha todos los medios a su alcance par ahacer más fluidas las comunicaciones. Aquí asistimos al uso del "lenguaje SMS", eliminando vocales para mayor rapidez y conocemos a quienes hoy serían técnicos de mantenimiento del sistema informático, como el  personaje "Antivirus" (el nombre me parece genial).


 Los romanos haciendo uso del "lenguaje SMS"
 El personaje Antivirus haciendo su visita de mantenimiento
Los personajes creados ex-profeso para el álbum me parecen más sólidos y goscinnyanos que los del álbum anterior. El consejero Promoplús juega un papel importante en la historia, y lo veo cercano a secundarios clásicos como  Cayo Coyuntural ("Obélix y compañía") o Perfectus Detritus ("La Cizaña").

 El consejero del César Promoplús, saliendo de viaje con "lo estrictamente necesario"
Otro tanto podríamos decir del buhonero Doblepolémix, que encarna a la perfección lo que hoy sería un profesional de la prensa, siempre a la caza de la noticia e imaginando la gloria que le proporcionaría una gran exclusiva.



 El "periodista" Doblepolémix soñando con la gloria de una exclusiva
Podemos concluir que Ferri funciona como guionista de Astérix y que, tras un primer álbum de transición, por sí decirlo, va encontrando su lugar.
¿Y qué decir de la labor de Conrad a los lápices y plumillas? pues sencillamente que ha hecho aquí un trabajo de calidad, desde el respeto y el cariño a la obra de Uderzo. Le va cogiendo el aire a los personajes de la serie, lo cual desde luego no es ni mucho menos poco decir (dado que son muchos y muy conocidos por todos nosotros desde hace años), pero que además va desarrollando la capacidad de crear nuevos personajes al estilo de Uderzo de manera convincente. Los arriba mencionados Doblepolémix y Promoplús,  que requerían especial ateción a la hora de diseñar sus rasgos,están bien conseguidos en mi opinión.
Mencionar también la buena labor de Thierry Mébarki como colorista, que garantiza la continuidad con lo súltimos álbumes de la etapa Uderzo.
Una anécdota que me ha parecido curiosa es la faceta de Asurancetúrix como luthier, es decir, fabricante de instrumentos. Sus estrafalarias invenciones me han traído inevitablementea la mente las del grupo argentino "Les Luthiers", que recientemente han sido noticia, por desgracia, por el fallecimiento de Daniel Rabinóvich, uno de sus componentes más emblemáticos. Dudo mucho, sin embargo, que esto sea un homenaje a Les Luthiers por parte de los autores, pues su humor está ligado a la lengua castellana y en el mundo francófono son poco conocidos.

Asurancetúrix en su faceta de luthier
Por último, sin ánimo de destripar más de la cuenta, diré que hay una historia paralela que se desarrolla desde el principio el álbum y que tiene que ver con el horóscopo. Su desarrollo me parece un acierto, pues sirve para ir introduciendo montones de gags, en general bastante bien resueltos (varios de ellos recuperando el enterno conflicto por el poder en la pareja Abraracúrcix-Karabella), que contribuyen a equilibrar la historia.

 El personaje Redwifix a punto de dar lectura al horóscopo
 Una de las escenas de conflictos entre Abraracúrcix y Karabella
Por su fuera poco, esta trama secundaria está muy relacionada con la principal, pues parte de la misma idea de base que vertebra todo el álbum:: "la gente tiende a creer lo que está escrito"...
En resumen, un Astérix que vale la pena, y que hace prever un sano futuro para el guerrero de las alas en el casco y sus locos amigos, de la mano de Ferri y Conrad. Larga vida a Astérix, por Tutatis!!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario