El blog de José Luis Povo

El blog de José Luis Povo

domingo, 8 de febrero de 2015

JUAN PISTOLA, por Goscinny y Uderzo



Estas navidades, SS.M.M los Reyes Magos de Oriente me trajeron el integral "Todo Juan Pistola", editado por Salvat según el integral "Jehan Pistolet, l'Intégrale"de les Éditions Albert-René.
A la hora de acercarse a Juan Pistola, hay que tene presente que se trata de una obra temprana del tándem que dio vida a Astérix; de hecho, era lo primero que publicaban juntos. No hay que esperar, por tanto, el nivel de madurez y genialidad que alcanzó la pareja de autores con el galo de bigotes amarillos que dio la vuelta al mundo. Con todo, resulta, en mi opinión, del máximo interés conocer los inicios de estos dos grandes y surcar los mares con el joven corsario Juan Pistola a bordo de su navío El Bravo. Una apasionante travesía, en la que vamos descubriendo cómo se van gestando poco a poco las señas de identidad de Uderzo y Goscinny. Mientras el primero va literalmente buscando su propio lenguaje, a base de probar estilos diferentes, como enseguida veremos, el segundo va desarrollando un tipo de humor y una manera de narrar diferente a los de los comics de la época, que llegará a cristalizar plenamente con Astérix.
Las historietas de Juan Pistola comenzaron a publicarse en la revista Le Libre Junior en 1952, 7 años antes de la aparición de Astérix en Pilote.
El "envoltorio" de este integral, (portada, contraportada, página de respeto, guardas) es todo un lujo, pues es producto de un trabajo de Uderzo muy posterior al de la creación de los propios comics; se trata de material dibujado para distintas reeediciones; es por eso que los personajes  parecen sacados directamente de uno de los últimos Astérix, lo cual no corresponde con lo que nos encontramos al abrir las páginas.
En el estupendo material extra del integral, se nos explica bastante bien lo que apuntábamos arriba: los autores gozaron de total libertad a la hora de crear este comic, cosa que Uderzo aprovechaba para ir ensayando maneras distintas de dibujar. Ello da lugar a curiosas metamorfosis del protagonista y de los personajes en general, incluso dentro de una misma historia. Aquí reproducimos una serie de imágenes comparativas que aparece en los extras, mostrando los cambios en la fisonomía de Pistola en una trayectoria que, sin embargo, fue bastante breve.


Para mostrarlo más claramente, mostramos a continuación dos viñetas de" Juan Pistola, corsario del rey", una del principio y otra hacia a la mitad, en las que aparecen Juan Pistola y Hugo, su segundo de a bordo. Como se puede ver, Uderzo pasa a un estilo más esquemático y caricaturesco (que puede recordar, por ejemplo, a Morris), el cual abandonará a su vez unas páginas más adelante. Después, nn Juan Pistola en América, Pistola se hace más rechoncho y su rostro recuerda un poco a los de los personajes de Disney.


Creo que todo esto le sirvió a Uderzo para encontrar ese estilo tan característico que llegó a desarrollar más tarde, en el que tanto los rostros como los cuerpos son caricaturas, pero gestadas desde un perfecto conocimiento de la anatomía, y sin renunciar nunca a la expresividad.
En el terreno del guión, apreciamos que desde el principio Gosscinny busca distanciarse del clásico esquema basado en la figura de un héroe que se enfrenta a todo tipo de aventuras y avatares saliendo siempre victorioso y haciendo gala de su valor y destreza con las armas. Pistola se parece más a un atihéroe. Tanto él como su tripulación son voluntariosos, pero no estás dotados de las virtudes y capacidades que cabría esperar de un héroe como tal.  Goscinny da así paso a la parodia, dándole la vuelta a los tópicos y a los convencionalismos, sorprendiendo en todo momento al lector por medio del absurdo y, en ocasiones, el anacronismo. Su fórmula está todavía por depurar, y más tarde descubrirá que es posible crear las situaciones más disparatadas, paródicas, paradójicas, etc. sin renunciar a un personaje principal más de una pieza, con el que el lector se puede identificar mejor (como Lucky Luke o el propio Astérix), el cual se ve rodeado desecundarios y antagonistas que son los que proporcionan casi siempre la comicidad, en un desarrollo más complejo y depurado. A mi modo de ver, es "Juan Pistola y el espía" el comic más logrado a nivel de guión, en el que más asoma el genio de Goscinny. Como nos cuentan en los extras del integral, hay elementos que luego veremos más desarrollados en Astérix, como los indígenas que hacen reivindicaciones laborales, como harán después los esclavos de "La residencia de los dioses.".


Reproducimos aquí un par de momentos que van en esa línea. En el primero, al mezclarse mensajes emitidos por tam-tam simultáneamente por más de una tribu, se producen interferencias. Muy "Goscinniano". Como también me lo parece la escena en la que Juan Pistola y sus amigos se encuentran sitiados por unos indígenas enemigos en compañía de una tribu amiga cuyos miembros abandonaron hace tiempo la antropofagia.¡¡Pero llegado el caso, si se prolongase el asedio, podrían volver a ella!!Genial.




Además de saborear estos momentos afortunados que nos recuerdan ya al mejor Goscinny, resulta divertido también rastrear detalles y situaciones que, gracias al reciclaje, tendrán después su eco en la saga de los galos. Algunos de ellos se nos muestran en el artículo "destellos de humor" que aparece en los extras. A continuación muestro algunos más que allí no aparecen y que me han venido a la cabeza a lo largo de la lectura, como por ejemplo un espectáculo taurino que termina con el toro estampado contra una pared, como en "Astérix en Hispania", o la aparición del pequeño hijo de un jefe, con un comportamiento hostil y agresivo, como el consentido Pepe de ese mismo álbum de Astérix.




También me ha venido a la mente una escena de "El regalo del César", en la que vemos a Astérix convertido en el proyectil de una catapulta. En Juan Pistola encontramos un precedente de esa escena, si bien el sentido es totalmente diferente, pues aquí se trata de un gag en el que nuestro amigo se ve catapultado por error, mientras que Atérix se lanza a sí mismo voluntariamente, para escapar de sus enemigos.


Igualmente, en cuanto a la caracterización de los personajes mediante la fisonomía, el atuendo y el aspecto físico, encontramos precedentes de distintos secundarios de comics porteriores, como por ejemplo los indios americanos, que ya recuerdan a los de Umpa-Pah el piel roja y a los de La gran travesía de Astérix, o el jefe africano antecesor del esclavo numida de "La residencia de los dioses" del que hablábamos unas líneas más arriba.



Finalmente, un breve comentario respecto al hecho de que el integral se ha hecho sin contar con las planchas originales, que lamentablemente se han perdido, lo que va en detrimento de la calidad de la reproducción de las imágenes. Esto es algo que se nota más e unos pasajes que en otros y que ha sido objeto de objeciones y críticas por parte de los lectores. Por mi parte, creo que cuando se intenta obtener el mejor resultado posible a partir de lo que hay, poco tengo que criticar; más bien agradecer a Les Éditions Albert-René el trabajo realizado para traernos estas páginas históricas.

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Magnífico artículo, invita sin duda a leer la serie... 8-)

      Eliminar
  2. Gracias, Miguel. Para un amante de Astérix como tú, sin duda es obligado leerla!

    ResponderEliminar