El blog de José Luis Povo

El blog de José Luis Povo

miércoles, 23 de julio de 2014

CORI EL GRUMETE, VIENTO EN LAS VELAS

IMGP0183

Ahí tienen una foto de un servidor en Bruselas, en invierno de 2006, con un frío que pelaba. Una de las excusas para visitar la capital belga era el proceso de documentación de Miquel Mena, localizar escenarios, como el entrañable restaurante Le Falstaff, o dar por plausible el recorrido que realizarían Miquel Mena y Boro, a la carrera, desde Rue du Lac hasta el Hotel Solvay.

Ahora bien, como es sabido, para ir a Bruselas cualquier excusa es buena, y fue obligado un tour por los murales de cómic que alegran la ciudad. En la foto, protegido del frío, junto al mural de Cori, personaje de Bob de Moor.

He aprovechado estas fechas estivales para, no muy lejos del mar, leer los cinco volúmenes que ha lanzado Netcom2 de Cori El Grumete en un pack en edición limitada. Remito al excelente artículo de José Luis Povo:

Cori El Grumete, Edición Integral, reseña por José Luis Povo

 ballen

Con todo, a vuela pluma, unas impresiones personales, muy personales si se quiere:

-Muy interesantes los dos volúmenes sobre La Armada Invencible. Hoy, con el conflicto sobre el Peñón de Gibraltar candente, tenemos nuestra propia óptica, geopolítica. Por eso valoro aún más la importancia que Cori concede a las diferentes trifulcas religiosas en liza —los hugonotes, el protestantismo, el catolicismo, la discutida confesión religiosa de la Reina Isabel de Inglaterra—, requisito del buen cómic histórico, que nos transmite la forma de pensar de la época, bien distinta de la actual.

-A esta serie le intuyo un bienvenido aroma de la escuela de cómic flamenca, por el grafismo, por proceder los protagonistas principales de los Países Bajos, guiño constante a esa cultura por parte de Bob de Moor, natural de Amberes.

-Me sorprende gratamente que uno de los protagonistas sea vasco, "El General", a la sazón ballenero.

expedicion malditabajo el pabellon

-Generalmente "La expedición maldita", con los escenarios surcados por hielos, pura aventura de la más noble estirpe, se alza como el álbum favorito entre los aficionados. Y es posible que sea el mejor. Con todo, quisiera poner en valor el primer álbum, "Bajo el pabellón de la Compañía", que, con dieciséis páginas más que la edición de Juventud, nos remonta a cuando se inició la serie, en septiembre de 1951 en la revista Tintin, gestada simultáneamente en la edición flamenca, Kuifje. Puede que no sea un trazo tan maduro como con posterioridad, pero tiene un regusto de cómic de época que se me antoja irresistible.

Un clásico que concilia el enfoque histórico y el de aventuras, sin descuidar ni uno ni otro... viento en las velas... barco en el horizonte...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada